^ Back to Top

Embellece con tu embarazo

Esperar un hijo es algo mágico que te embellece por dentro y por fuera. Te damos algunos consejos para que cuides tu cuerpo y tu espíritu durante ese maravilloso momento.

Cuidarse durante el embarazo no exige demasiado tiempo ni tampoco una gran inversión económica. Lo más importante es que mantengas algunos hábitos. De esta manera, vivirás el embarazo como una fuente de embellecimiento. Debes escuchar tu cuerpo, dormir las horas necesarias, salir a pasear a menudo, controlar tu alimentación, cuidar tu espalda y, sobre todo, sonreír y evitar preocupaciones innecesarias.

 

¿Qué puedes hacer en tu día a día para cuidarte y sacar a relucir toda tu belleza?

Dormir bien. Para conciliar adecuadamente el sueño debes crear una atmósfera calmada y serena en el dormitorio. Ventilar diariamente la habitación, para renovar el aire, y cambiar las sábanas de forma regular, te ayudará a conseguir un ambiente óptimo. El cuerpo debe estar templado para favorecer el sueño. También es importante que sigas una rutina relajante, como por ejemplo ducharte antes de acostarte, ponerte algunas cremas o darte un masaje.

Salir a pasear. Andar a diario puede aliviarte algunas molestias típicas del embarazo, como el insomnio y el estreñimiento. Realizar paseos a diario durante el embarazo es beneficioso porque ayuda a los músculos a estar fuertes y flexibles.

Cuidar la piel y el cabello. Los cambios hormonales del embarazo afectan todo tu cuerpo. Puede que la piel del rostro se vuelva más seca, con lo que deberás prestarle una atención especial, hidratándola debidamente y protegiéndola del sol. En relación con el cabello, es probable que éste luzca más brillante y voluminoso de lo habitual. Dependiendo del tipo de cabello que tengas (normal, seco o graso) deberás prestarle unos cuidados u otros. Los cabellos secos acostumbran a mejorar, mientras que los grasos requieren de algunos cuidados especiales y los normales precisan el uso de champús de uso frecuente.

Prevenir o tratar las estrías. Durante el embarazo las fibras de la piel sufren el riesgo de romperse debido al estiramiento que padecen, ocasionando la aparición de las estrías. Lo mejor que puedes hacer es prevenir su aparición hidratando la piel a diario para mantener su flexibilidad y belleza. En caso de que te aparezcan, te aconsejamos que consultes con tu médico para tratarlas.

Masajearte para tener un cuerpo firme. La circulación sanguínea se ralentiza durante el embarazo, hecho por el cual es aconsejable que te des o te den masajes en todo el cuerpo, especialmente en las zonas más frágiles: los senos, el vientre y las piernas

Fuente: www.mibebeyyo.com

juvi_maternidad_promociones

AHORA TAMBIÉN NOS ENCONTRARÁS EN: